Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Anys 1940-50. Mostrar tots els missatges
Es mostren els missatges amb l'etiqueta de comentaris Anys 1940-50. Mostrar tots els missatges

20170915

[1769] Lo Pirineu lleidatà d'en Cela, 1956: la Vall d'Aran (x)

1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 12 de gener.
Pujada al llac de Baciver i al Pic de la Llança: «Desde el pico de la Lanza no se ve París, ni tampoco el estrecho de Gibraltar, pero el paisaje hasta donde la vista llega no debe andarles muy lejos por un lado y por otro».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 12 de gener.
Les ziga-zagues baixant de la Bonaigua cap a l'Aran.
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 12 de gener.
L'autor descriu les particularitats d'un seguici fúnebre tradicional amb què es topà a Tredós, amb ploraires incloses segons el costum dels temps, encara. Al capítol següent, s'entreté amb l'explicació de les rutes de l'artiga d'Aiguamoix i dels Banys de Tredós.
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 12 de gener.
«La honda artiga d'Aiguamoix por la que marañan, igual que dos largas serpentinas, el camino y el río».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 19 de gener.
Cap a Salardú, des d'on diu l'autor que «se ve un buen trozo del valle, con Gessa enfrente, Arties algo más abajo, y al fondo la Maladeta y el pico de Aneto».

1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 19 de gener.
«El río Inyola, pedregoso y de rústica traza».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 19 de gener.
«Salardú es un pueblo grandecito, con dos hoteles, tres fondas y una colonia veraniega que va catalanizando, poco a poco, la lengua del país... tambien da la lata al prójimo con los transistores, esa provocación...» Encara, doncs, no s'hi parla de televisors.
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 19 de gener.
«Salardú es pueblo de graciosa traza y de sosegado y edificante husmeo; caserío envuelto en praderas verdes y bucólicas y acurrucado -y durante seis u ocho meses entelerido- alrededor del campanario de San Andrés, la noble y bella parroquia que arrastra sus ochocientos largos años con muy altanera dignidad». Ressenya la llegenda del Crist de Salardú, que salvà de l'os ferotge a un viatger perdut enmig de la neu. 
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 19 de gener.
«Bagergue es un pueblecillo de veinticinco o treinta casas, puesto entre montes y apartado de la carretera». Descripció que, és obvi, ja ha passat a la història.
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 26 de gener.
Visita d'Unha i de Gessa.
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 26 de gener.
«En Arties termina el Alto Aran i nace el Aran Medio, más sosegado y ecuánime, menos aparatoso y sobrecogedor».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 19 de gener.
«Gessa en su oteruelo que se recuesta sobre el cerro del Curilla».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 26 de gener.
«El ganado vacuno... y el caballar... pace la tierna hierba del praderío al que adornan la flor silvestre y la mariposa de alas de flor. Sobre el camino, el lento escuadrón de los limacos, agradecidos a la humedad, despliega su mansa y lenta y confiada guerrilla».

Al pas de l'autor encara hi quedaven indicis del rodatge de La legión del silencio, rodada l'any abans, al 1955, «cuyo escenario quedaba por las lejanas tierras de la lejana Rusia. En el cine, según ya es sabido, vale todo: incluso confundir». 
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 26 de gener.
«Las casas de Arties estan agrupadas en tres barrios: Garona, al norte del río, y Centro y Supecho, a un lado y al otro de Valarties». Després d'aclarir l'etimologia bascoide de la vila, que vindria a dir 'entre dues aigües', afegeix l'autor: «Las aguas de Arties, amén de para producir luzm tambien valen para vañar sarnosos, tiñosos y otros picosos: en los Baños de Arties, al otro lado del Garona, las aguas sulfurosas manan muy medicinales y calientes».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 26 de gener.
«Unha, encaramada en el hosco paisajillo de su altozano».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 26 de gener.
El ramat peix pels voltants de Gessa.

20170912

[1768] Lo Pirineu lleidatà d'en Cela, 1956: la Vall d'Aran (ix)

1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 29 de desembre.
L'arribada a la Vall d'Aran farà que l'autor comenci amb les disquisicions etimològiques del topònim, i especialment en les relacions entre les adelfes, els mirtils i els rododèndrons.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 29 de desembre.
Vista de la Vall de la Prunera Silvestre, un nom ajaponesat que l'autor voldria que fos verament etimològic.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 29 de desembre.
La pujada a la Bonaigua de l'autor i son gos, de nit. «En el Puerto de la Bonaigua no hay sino muy tenues rastros de vida vegetal;... no canta el pájaro, ni silba el grillo, ni revuela la mosca...» Ressenya la font de Matamoixons, «en cuyas aguas frías hallan la fría muerte los pajaritos que se atreven a beberlas». La creu gran de ferro, de quaranta peus d'altura, degué de perdre's amb la guerra; llavors, n'hi havia una altra de substitució. 
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 29 de desembre.
La nova creu de ferro de la postguerra davant del xalet del cap del port. Llavors la carretera era més aviat un camí.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 29 de desembre.
Cita d'una batalleta de Madoz al pas del port en ple hivern.
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
«En el valle de Arán, entra el viajero por la alfajía del Garona de Buda, que viene de los siete lagos de Saburedo, a la sombre de los picos que dicen Ratera y Colomers».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
Una imatge de la vella creu de ferro de la Bonaigua, «de cuarenta pies de altura, que se hincaba en el puerto de la Bonaigua y debió de perderse allà por los años treinta». Es tractava d'un militar espanyol d'origen neozelandès, mercenari per diferents exèrcits, que acabà lluitant, juntament amb son germà Antonio, a les guerres carlines com a oficial de les tropes isabelines.
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
«En las praderas se pintan, entre la verde hierba, la anémona violeta y blanca, la azul campánula, la genciana de color de oro y el níveo y aromático narciso».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
«La culebrilla del Garona de Ruda, flanqueada de hayas vergonzantemente solemnes, engorda poco a poco, con los chorros que caen de la montaña saltando por encima de las peñas igual que ágiles chivos impacientes y elásticos. Los abetos vuelven a presentarse, menos tupidos, y los prados verdean su soledad».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
Sobre el riu Malo escriu l'autor que «viene de los lagos del Rosario y de Bacibé, y es como un Guadianilla que a veces se divierte escondiéndose bajo tierra; en el paraje que dicen los Arcos, el agua pasa bajo los tres arcos naturales y casi triunfales que se entretuvo en perforar en la roca, a fuerza de tiempo y paciencia»
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
«Frente a la borda del Tricolet se despliega la guerrilla de chopos adolescentes». 
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
«Verdad, usted, que sería más bonito que el Garona naciese en el pla de Beret, en la fuente que todo el mundo llama de Güell de la Garona, a dos pasos del manantial del Noguera Pallaresa, que no en el dédalo de los lagos de Saburedo?»

La Garona de Ruda i la Garona de Beret s'acaben maridant «a las puertas de Salardú, frente a la pensión Garona (propietario José Abadia), el Garona de Ruda recibe al Garona de verdad, el de Beret, que es mucho más pequeño... lo más probable es que se topen por encima de Tredós, a poco andar de la confluencia del río Malo».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 8 de gener.
Bany de l'autor a l'aigua freda d'un rierol a tocar de les bordes del Llobató, que «son dos, las dos de piedra y con tejado de pizarra y muy pino, para que la nieve escurra con soltura». Al pas de l'autor ja eren «cerradas a cal y canto como un escarmentado corazón»
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
El negoci de la fusta, ja amb camions.
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
«Tredós es el primer pueblo del valle de Arán... A Tredós se llega bajando el pedregoso recuesto que sale frente a la parroquia de Santa Maria de Cap d'Aran, un viejo monasterio templario (dicen que del siglo XII) levantado en el lugar en que, según la tradición, se apareció la Virgen».

«El Pla de Beret es un rectángulo de hierba de mil pasos de ancho por una legua de sosegado y fresco andar de largo»; allà, entre la Mare de Déu del Carme i l'Assumpció «se junta hsta medio centenar de miles de cabezas de ganado vacuno y caballar».

Una hora i mitja més i «se puede llegar si se quiere al santuario y al olvidado pueblo de Montgarri».
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
«Arán es un país de campesinos que no viven en el campo, sino en el pueblo, apoyándose y acompañándose los uno a los otros. En Arán no hay masías... sino bordas, que duermen y languidecen medio año o más de medio año deshabitadas... refugio ideal para apartarse del mundo (y de sus pompas y vanidades)...» Una descripció que ja és història passada en un país ja devorat aquests darrers decennis per l'especulació i l'avarícia del nou ric, excepcions dignes a banda.
1964. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 5 de gener.
L'església romànica de Santa Maria de Cap d'Aran a Tredós.

20170829

[1761] Lo Pirineu lleidatà d'en Cela, 1956: les Valls d'Àneu (vii)

1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 24 de novembre.
Pujant Palleresa amunt, el caminaire arriba a Escaló. A la fonda Castellarnau, hi troba «un letrero històrico, un letrero de mucho rigor científico y cronológico... Carpintería Bar, reedificada en 1920; la fonda es también tienda de comestibles, bazar y estación de los autobuses de línea». Una acumulació de funcions que ajudava a la prestació de serveis en aquests nuclis allunyats, però que modernament se n'ha perdut el costum. 

Puja fins al llogaret d'Escart: «Caminando por senderos de cabras se puede llegar a la Creu de Xoll i a los Estanyets: el grupo de cuatro lagunas que abre, por este rincón remoto, el país de los lagos».

Comenta emocionat el lloc de la borda del Tort, a on s'hi reunien els raiers de la Noguera Pallaresa «cuando aún el río arrastraba, por la cuesta abajo de las aguas, los aromáticos bosques recién talados. Las almadías [rais] murieron desbaratadas por el progreso... El viajero... se descubre respetuosamente en homenaje y recuerdo de los hombres que, saltando sobre los troncos, conducían el bullicoso rebaño de troncos hasta Tortosa, allá en las azules lindes del mar». Llavors a la borda, els inquilins eren murcians, treballadors de la central hidroelèctrica de la Torrassa.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 24 de novembre.
Les truites pallareses.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 24 de novembre.
«Hacia Francia y por el valle de Àneu se abre un horizonte de suaves verdes, delicados azules y tiernos grises poéticos y misteriosos... Espot... es pueblo que aparece partido por gala en dos: Espot Solau i Espot Ubago. El primero queda al norte del río Escrita y a su banda de babor, el segundo aparece al punto contrario, a la otra ribera y apoyado en las aguas que bajan del Estany Trascurro... y de las fuentes del Ferro i de les Marrades». 
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 24 de novembre.
Vistes als dos Espots separats per l'Escrita.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 24 de novembre.
«La iglesia de Santa Leocadia y el Hotel Saurat se alzan entre los dos Espot, un poco en tierra más de todos que de nadie. Espot es pueblo de veraneantes, pueblo muy civilizado y excursionista, con señoritas en pantalones, jóvenes que escuchan la radio y beben vermth, caballeros en mangas de camisa y en tirantes...». 

Comenta l'autor que la civilització va arribar-hi massa de pressa; tot just vint-i-cinc any enrere i abans d'obrir la carretera, «las mujeres de Espot espantaban a los primeros automóviles que se atrevían a meterse por aquella Edad Media, sacudiéndoles estopa con unos escobones hechos con ramas de abedul o de avellano; los creían el demonio y preferían verlos lejos y huyendo».

«Espot es la llave del legendario país de los lagos de Lérida; detrás de Espot quedan lo menos cien lagos azules, recoletos, de frías y misteriosas aguas...»
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 28 de novembre.
«De Espot sigue la carretera hasta el lago de San Mauricio, quizás el más famoso y visitado de todos; también el más difícil de visitar... El camino del lago de San Mauricio es muy ortodoxamente bello», i explica la llegenda dels caçadors encantats. El parc fou creat al 1955. L'autor també fa una breu referència al Canigó verdaguerià, tot citant la fada Flordeneu i son Gentil enamorat. Pel Portarró, pas del trencant d'aigües entre les dos Ribagorçanes, el caminaire guaita cap al país de la Ribagorça, «montuoso, románico y pasado por agua, hasta donde alcanza la vista».
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 1 de desembre.
«A la derecha del camino, y antes de entrar en la Guingueta, duerme el fiero mall de Rollan, la ferrada del valeroso paladín que cascó en la rota de Roncesvalles. La herrería de la Guingueta tuvo fama en muchas leguas a la redonda, tanta fama como el mesón que llegó a fundir su oficio con el nombre del caserío». Igual que abans, la Guingueta, segons l'autor, té bona anomenada per les fondes, «que esperan a los automovilista formados, en fila índia, a lo largo de la carretera».
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 1 de desembre.
Vista dels bessons dels Encantats des de l'estany de Sant Maurici.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 1 de desembre.
L'aventura de l'autor en una fonda de la Guingueta durant la festa major.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 1 de desembre.
L'embassament de la Torrassa a la Guingueta d'Àneu, llavors de poc construït.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 1 de desembre.
«Es la fiesta mayor del pueblo y la gente baila sobre el asfalto de la carretera, apartándose al paso de los autobuses y las motos. Sobre una tarima más bien canija, cuatro músicos con pinta de cesantes soplan la solfa desafinadamente y sin excesivo entusiasmo; lo más probable es que les paguen cuatro perras».

20170818

[1754] Lo Pirineu lleidatà d'en Cela, 1956: la Vall Ferrera (v)

1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 6 de novembre.
«Desde Tírvia se ven, abiertos como los dedos de una mano abierta, los valles de tres de los cinco Nogueras... Si la mano abierta es la derecha, con la palma hacia arriba, el dedo pulgar sería el Noguera de Vall Ferrera; el meñique, el Noguera Pallaresa, y los tres del medio... el Noguera de Cardós y sus tres brazos: el río de Estaó, el dedo anular; el río de Tavascan, el dedo del corazón, y el río de Lladorre, el dedo índice».
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 6 de novembre.
El poblet de Tírvia des de sa talaia, on guarda la cruïlla de camins que té als peus, com son mateix nom indica.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 6 de novembre.
Descripció de la Vall Ferrera, començant per «la fábrica de Tírvia, que es uno de los hitos del Pallars», però que «está arruinada y en el suelo; en la fábrica de Tírvia se trabajó la lana, hace años, cuando la vida no se había puesto todavía difícil». Se'n comenta també la destrucció ocasionada per la darrera guerra i la reconstrucció subsegüent. Sobre el poble, diu, «flota un confuso halo de arrieros, contrabandistas y cazadores». Retrata breument la vida d'en Cintet, el darrer traginer de la contrada, ja d'avançada edat, que era tan pinxo de jove, que «cuando estaba de buen humor, rompía con los dientes, y masticaba y se tragaba después, los vasos en los que había bebido vino; el vidrio debía sentarle bien a la salud, porque estuvo siempre fuerte como un toro». I en recorda el contraban pel Portilló de Colac, per damunt del llac de Certascans.

«En la Vall Ferrera llegó a haber dieciocho fraguas o forjas, que aguantaron hasta hace cincuenta años... La farga catalana era como un molino que molía harina de color de fuego, en vez de harina de color de nieve», ja que el ferro es forjava a cop de martinet, mogut per la força de l'aigua. L'explotació del ferro «acabó antes con la leña que con el hierro y dejó a la tierra áspera y pelada y en los puros y oxidados cueros de la geología».
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 6 de novembre.
El caminaire surt d'Alins cap a Norís i Tor. En aquest llogaret hi vivien llavors «cinco o seis familias heroicas, olvidadas, sobrías, que miran al cielo y a la tierra con unos honestos y atónitos ojos del siglo XIV». Aquella nit dorm a la pallera de la borda de Peirot, «a la sombra del Capifons». El que no podia saber el foraster era que a l'ombra d'aquella pau i quietud mundanals s'hi congriava la tragèdia... 
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 10 de novembre.
L'endemà, d'Alins a Àreu, que «es un pueblo ceñudo y vigoroso... antes, cuando se trabajaban las ferrerías, Àreu llegó a tener cien casas nadando en la patriarcal y casi mágica abundancia que brinda la entraña de la tierra». Comenta l'autor l'emplaçament del refugi de la Vall Ferrera i els cims mascles (pic) i femelles (pica) que des d'allà es poden guanyar. «Si queda algún oso por el Pirineo -y es posible que alguno quede todavía por aquí-, debe de andar por estos últimos recovecos de la Vall Ferrera».
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 10 de novembre.
Vista d'Àreu, a la Vall Ferrera.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 10 de novembre.
Dinar a la fonda de can Bonaventura Jubany. 
«La escudella -plato al que, por el país, llaman vianda- es una olla podrida en la que se cuece, se conoce que para que no se pudra, lo más granado, elemental y sabroso que al hombre brindan los dos reinos vivos de la naturaleza, el vegetal y el animal: la artesana patata, la judía carnosa, la descarada col, el peleón garbanzo, el arroz obediente; y aparte, la costilla en adobo y el hueso de jamón y el tocino sensato del benéfico puerco (jamás bastante celebrado), los menudillos del pollo presumido, la pechuga de la gallina, la falda de manso buey...»

S'explaia també en el comentari del confitat y del «estofado de paletilla de cordero, con setas de tres clases: la carrereta de paladar campesino, el minúsculo y dorado moixarnó... y la redondita esponja de la murga». De postres, formatge i gerds, copeta de ratafia (ratassia, en la llengua del país) i puro. Ratafia pallaresa, de nous, és clar, de la qual en dona la recepta i en canta els poders extasiadors.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 10 de novembre.
El caminaire decideix de passar a la Vall de Cardós, però no pas per dalt la muntanya: «es un itinerario que hay que conocer, lleno de vueltas y revueltas, descaecimientos, recovecos, simas y otras celadas que lo hacen lento y espinoso, duro y difícil y fatigador». Recula, doncs, Vall Ferrera avall, i a trenc d'alba arriba a la confluència de la Noguera de Cardós, «ciento cincuenta pasos más allá del cruce de Tírvia, en el punto que dicen Palanca de Tierra Negra».
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 10 de novembre.
La Palanca de Terra Negra, un poc més avall de Tírvia. Segons l'ull de l'autor, la Noguera de Tor és més diàfanament blava que la Noguera de Vall Ferrera.
1963. «Viaje al Pirineo de Lérida», Camilo José Cela, «ABC», 10 de novembre.
«Las aguas no son como espejos, sino como corazones; de las aguas no se borra jamás la huella de lo que un día vieron». El caminaire es remulla els peus al riu, mentre passa un guàrdia civil amb accent andalús tancat. Se'n sobta tant que escriu: «Oir hablar castellano con acento andaluz a un guardia civil y en pleno Pirineo catalán, es tanto un espectáculo imprevisto, artificioso y desmoralizador...» Doncs imagineu-vos com se'n devien sobtar els nostres avantpassats, derrotats en la guerra, i perseguits, sotmesos i ocupats en la postguerra!